Algo bueno nacerá de todas estas cosas:

De que lo nuestro después de tantos años se terminara.

De vivir sola en piso bonito , de subir tantas escaleras, de ir contenta al trabajo porque te gusta tu trabajo y porque tu vida sin tus compañeros de trabajo no sería igual. De la música, los conciertos, los cantántes, las guitarras, el Heliogábal y la Sala Apolo. Del Brugal, de las caipis, de no hacer tuppers y comer en el factory. De la llamada que no debo coger, del recuerdo de nuestro único beso en Sri lanka. De la noche que me puse una libélula en el pelo  y tu me la quitaste y me dejé llevar  y fue divertido para nuestros amigos pero no importante para nosotros. Del día de la boda de una amiga que acabé en un concierto donde  tu me presentaste a mi cantante preferido y luego me secuestraste, flotamos y  nos besamos, me pillé varios disgustos y ahora no puedo coger tus llamadas. De la noche que estaba enferma con fiebre y tu viniste de una fiesta y te quedaste a dormir después de tanto tiempo. De la amistad del adorable y cariñoso vecino que me llama gat. De mis lios de cabeza. De mis vestidos  bonitos. De que me gusten los collares dorados. De mi obsesión por las flores silvestres. De mis campanillas. De los consejos y cuidados que me dan mis amigas. De leer a Sloane Crosley. De los spoilers de la sexta y última temporada de perdidos. De  que se me de tan bien hacer un buen caldo. De descubrir a Coconut records. De volver a escuchar a John Frusciante. De sentir que estas navidades van a ser muy extrañas sin la rutina de estos últimos 10 años. De lo bonito de hacer el amigo invisible y del espíritu navideño. De lo que me gustaría ver al fantasma del pasado, del presente y del futuro. De que cada día lloro un poco menos y por fin entiendo el concepto de autocontrol. De lo que me gusta bailar y reír. De que el invierno cada vez pasa más rápido y llegará la primavera, con nueva vida para mi. De los baños calientes en la mini bañera azul. De ir más al cine y leer más.  De este raro momento de mi vida. De los cambios. De los nuevos pasos. De los nuevos caminos. De las nuevas calles y los nuevos amigos. De la gente buena. De la frase: el tiempo lo cura todo. De Nadar. De mi blog. De otros blogs. Del arte que me gusta. De mis viajes espirituales y materiales. De mi cámara de fotos. Del tic tac del reloj. De los sueños. De mi cama. De mis ojos. De mis dientes. De mis labios. De mi pelo negro. De mis manos pequeñas. De mis uñas. De mi nariz. De  mis pechos.  De mi corazón. De mi barriga. De mi rodillas. De los dedos de mis pies.

Y cito las últimas frases del libro Big Sur de Jack Kerouack que me han inspirado en este post:

Las noches de primavera me quedaré en el jardín bajo las estrellas-Algo bueno nacerá de todas estas cosas- Y será algo dorado y eterno-No hace falta decir una palabra más

Anuncios

P1011708

Cuando Me acuerdo de tí

siento un dolor terrible

lloro y lloro y lloro y lloro.

Cada día intento aprender a no sentir de esta forma y escucho y escucho y no paro de escuchar a la gente que me rodea.Y no puedo. Y no puedo parar de llorar. Y no puedo parar de sentirme así. Y no me gusta sentir lo que siento hoy , ayer y mañana. Y quiero parar. Y no puedo. Y quiero entender y no puedo. Y quiero no tener que inmolarme cada vez. Y quiero entender y escuchar. Y quiero no llorar. Y no puedo. Y los días ya son más cortos y oscuros. Y no puedo parar.

He leído mil veces este poema de Borges…Y quiero creer que algún día aprenderé…Y quiero creer en la calma. En la calma de que me hablaís.

APRENDIENDO
Después de un tiempo, uno aprende la sutil diferencia
…entre sostener una mano y encadenar un alma, y uno
aprende que el amor no significa acostarse y una
compañía no significa seguridad, y uno empieza a aprender…
Que los besos no son contratos y los regalos no son
promesas, y uno empieza a aceptar sus derrotas con la
cabeza alta y los ojos abiertos, y uno aprende a
construir todos sus caminos en el hoy, porque el
terreno de mañana es demasiado inseguro para planes…
y los futuros tienen una forma de caerse en la mitad.
Y después de un tiempo uno aprende que si es
demasiado, hasta el calor del sol quema. Así que uno
planta su propio jardín y decora su propia alma, en
lugar de esperar a que alguien le traiga flores.
Y uno aprende que realmente puede aguantar, que uno
realmente es fuerte, que uno realmente vale, y uno
aprende. Y aprende… y con cada día aprende.
Con el tiempo aprendes que estar con alguien porque te
ofrece un buen futuro significa que tarde o temprano
querrás volver a tu pasado.
Con el tiempo comprendes que sólo quien es capaz de
amarte con tus defectos, sin pretender cambiarte,
puede brindarte toda la felicidad que deseas.
Con el tiempo te das cuenta de que si estás al lado de
esa persona sólo por acompañar tu soledad,
irremediablemente acabarás no deseando volver a verla.

Con el tiempo entiendes que los verdaderos amigos son
contados, y que el que no lucha por ellos tarde o
temprano se verá rodeado sólo de amistades falsas.
Con el tiempo aprendes que las palabras dichas en un
momento de ira pueden seguir lastimando a quien
heriste, durante toda la vida.
Con el tiempo aprendes que disculpar lo hace
cualquiera, pero perdonar es sólo de almas grandes.
Con el tiempo comprendes que aunque seas feliz con tus
amigos, algún día llorarás por aquellos que dejaste ir.
Con el tiempo te das cuenta de que cada experiencia
vivida con cada persona es irrepetible.
Con el tiempo te das cuenta de que el que humilla o
desprecia a un ser humano, tarde o temprano sufrirá
las mismas humillaciones o desprecios multiplicados al cuadrado.
Con el tiempo aprendes a construir todos tus caminos
en el hoy, porque el terreno del mañana es demasiado
incierto para hacer planes.
Con el tiempo comprendes que apresurar las cosas o
forzarlas a que pasen ocasionará que al final no sean
como esperabas.
Con el tiempo te das cuenta de que en realidad lo
mejor no era el futuro, sino el momento que estabas
viviendo justo en ese instante.
Con el tiempo verás que aunque seas feliz con los que
están a tu lado, añorarás terriblemente a los que ayer
estaban contigo y ahora se han marchado.
Con el tiempo aprenderás que intentar perdonar o pedir
perdón, decir que amas, decir que extrañas, decir que
necesitas, decir que quieres ser amigo, ante una
tumba, ya no tiene sentido.
Pero desafortunadamente, solo con el tiempo…
Aprovecha tu tiempo, es muy escaso…


Jorge Luis Borges

Desperate-Romantics-001

Desperate Romantics, es una nueva serie de pocos capítulos de la BBC que me ha sorprendido y enamorado. Trata sobre uno de mis grupos de pintores preferidos : Los Prerafalitas o Prerafaelistas (Pre-Raphaelite Brotherhood).

Nuestros protagonistas:

John Everett Millais (1829–1886), Dante Gabriel Rosseti (1820–1882) y William Holman Hunt (1827-1910) fundaron la Hermandad en 1848 en Londres y a partir de ese momento,  otros pintores, poetas y críticos ingleses siguieron las constantes de este grupo.

Los Prerafaelitas, querían alejarse del Arte Académico del momento y revindicaban el volver a la pureza de las cosas. Alejarse del manierismo oficial y volver a la pureza de la pintura del primitivismo italiano del Quattrocento, al detallismo y al color. Querían encontrar el verdadero sentido del arte. La sinceridad de las formas. Se inspiraban en las leyendas medievales y en la naturaleza. Creían en la libertad artística y en poder como artista escoger el tema de su creación pictórica.

En la serie, los protagonistas, son estos pintores sensibles con ganas de ganase la vida y romper las reglas. En ella, vemos como se originan las mitícas obras del movimiento, vemos a sus modelos, vemos la critica de un Charles Dickens enfrentado al apoyo del crítico de arte, John Ruskin. También intuimos una sociedad Victoriana puritana y reprimida y un Londres oscuro, de tavernas y mala vida.

Pero sobretodo, me emocionó mucho, el momento en el que encuentran a su musa y modelo, Elisabeth Siddal.

desperate-romantics-pic-bbc2-23671387

Ella posó para muchos cuadros y fué  la Ofelia de Millais. En el segundo capítulo de la serie somos espectadores de ese  magnífico momento de creación.

Lizzie se casó con Rosseti, y después de infidelidades varias y perder un bebé se suicidó con Laudano ( la droga Romántica por excelencia). Era bella, pintora ( él la enseñó y formaba parte de la Pintoras  prerafelitas) y modelo. Y  su pelo rojo era motivo de la inspiración de los más bellos versos de Rosseti.

La historia cuenta que Rossetti cayó en la depresión y enterró la mayor parte de sus poemas inéditos en la tumba de su esposa, en el cementerio de Highgate. Pero años más tarde por necesidad económica y  queriendo publicar los poemas apoyado por sus amigos, desenterró el cuerpo y los recuperó.

Entre estos poemas hay uno que me parece precioso y que siempre que puedo lo leo. Se titula Nuptial Sleep:

At length their long kiss severed, with sweet smart:
And as the last slow sudden drops are shed
From sparkling eaves when all the storm has fled,
So singly flagged the pulses of each heart.
Their bosoms sundered, with the opening start
Of married flowers to either side outspread
From the knit stem; yet still their mouths, burnt red,
Fawned on each other where they lay apart.
Sleep sank them lower than the tide of dreams,
And their dreams watched them sink, and slid away.
Slowly their souls swam up again, through gleams
Of watered light and dull drowned waifs of day;
Till from some wonder of new woods and streams
He woke, and wondered more: for there she lay.

Con dulce aflicción, al fin se rompió el largo beso:
y como las últimas gotas súbitas caen
del brillante alero cuando la tormenta ha huido,
a solas vaciló el latir de sus corazones.
Sus pechos se apartaron, con el brotar abierto
de las flores casadas a su lado, extendidas
desde el tallo unido, más aún sus bocas ardiendo
se acariciaron donde yacían separadas.
Sueño los hundió más hondamente que la marea
de los sueños, y sus sueños los vieron hundirse
e irse. Despacio sus almas flotaron de nuevo
por fulgores de acuática agua y ahogados, grises
objetos del día; hasta que por un prodigio
de nuevos leños y corrientes él se despertó y más
se maravilló: porque ella estaba a su lado.

Dante Gabriel Rosseti


Por otro lado, las leyendas fantasmales del Londres encantado, cuentan que si por la noche vas a Highgate, te aparece el espectro de Lizzie.

Os recomiendo Desperate Romantics si quereís  saber un poquito, aunque de manera novelada, la vida de estos artistas. Yo adoro el siglo XIX y sobretodo el Londres de aquel entonces. Con sus poetas, sus escritores, sus fotografos, sus pintores…

Y Si algún día os encontraís en Londres, teneís que ir a la Tate Gallery y sentaros un buen rato delante de los maravillosos cuadros de la sala de los prerafaelitas. Y sobre todo, mirar con mucha atención el cuadro de Ofelia de Millais. No lo olvidareís jamás.

4

Empiezo mi aventura blogera, mi planeta prohibido, mis obsesiones, mis temas, mis rollos, mis experiencias. Lo pruebo, me aventuro, salto y escribo, mal o bien, me da igual.

Empiezo hablando de Capa y Gerda Taro o como ser Valiente en tiempos difíciles.

Este Domingo, fuí a ver la exposición de Robert Capa y Gerda Taro sobre la guerra.

Todos sabemos el significado de guerra, todos sabemos un poquito de la guerra civil española…

Estos dos fotógrafos, vinieron como periodistas de la prensa internacional y estuvieron en primera línia de fuego con el ejercito republicano. Su  lema: ” si las fotos no son lo bastante buenas, es que no te has acercado lo suficiente.”

Su implicación se basaba en la solidaridad y en fotografiar la verdad y el momento. Prematuramente y por un bombardeo, La muerte se lleva a Taro mientras Capa volvía a Paris. Taro muere en España a los 27 años. Ella  fué muy grande  y muy querida. Él, más tarde no faltará a ninguna guerra. Sus fotos del desembarco en la playa de Omaha del día D, son más que espectáculares, son brutales.

Me gustan sus enquadres, sus imágenes, su mirada de la guerra: valiente, entrañable, directa, llena de vida y llena de muerte, repleta de hombres, mujeres y niños. Nuestras familias, nuestra memória. Sus negativos, su maleta mexicana y su narrativa fotográfica me han hecho sentir otra vez viva. Me han hecho  volver a creer en la valentía y en el ser humano.

Mi aventura empieza:

Cuando una fotografía me llega a herir el alma. Cuando una Historía de amor me lleva a una guerra. Cuando dos fotografos antifascistas y revolucionarios son valientes y amantes.

Me gustan las historias y esta es la  aventura que quiero contar. Las historias que cada día aprendo.